Conócenos

Aunque podemos parecer los nuevos en el barrio, llevamos en el mercado muchos años relacionados de una o otra forma con los envases, contenedores, palets, cajas y también con la reutilización.

Hasta ahora nos hemos limitado a vender productos de terceros, importarlos o vender productos reutilizados. Pero hemos decidido dar un paso adelante; aprovechando nuestro conocimiento del sector hemos lanzado nuestra propia marca 1ERT.

En los últimos 26 años hemos atendido a más de 70.000 clientes, que nos han proporcionado un gran “expertise”. Ésto gracias a las peticiones de nuestros clientes y a tener en nuestra mano todas las soluciones del mercado con un amplio catálogo de más de 150.000 referencias y más de 300 proveedores relacionados con los contenedores, palets, cajas, etc.

Los aprendizajes de estos años nos han servido para elegir dónde queremos estar y a saber cuáles son los productos que queremos que lleven nuestra marca.

La reutilización de envases y embalajes está en nuestro ADN desde los inicios. Por lo que somos muy “fans” de lo reutilizable.

Por este motivo no podíamos moralmente poner nuestro nombre a nada que no sea retornable y/o reutilizable.

Esto nos condiciona claro está. La mayoría de los fabricantes sólo quieren fabricar más y más.

Muchos fabricantes se ponen la medalla de ser ecológicos y sostenibles, pero priman el reciclaje a la reutilización. Vamos que prefieren comprar contenedores de plástico a precios altos para poder triturarlos y volver a fabricar otra vez contenedores de plástico. Sí…, claro…, super sostenible…, como si fabricar un contenedor nuevo no contaminara.

Puedes pensar que esto son solo palabras claro. Pero ¿cuál es el envase que menos contamina?

¿El cartón?
¿La madera quizás?
¿El plástico? No, claro que contamina los mares.

¡Pues no!

El envase que menos contamina es el que no se fabrica.
Y después el que se fabrica menos veces.

Por este motivo buscamos formas de que nuestros envases se fabriquen las menos veces posible, ¿Cómo se hace esto?

  • Creando envases más duraderos: cuanto más ciclos dure menos envases se tienen que fabricar.

  • Evitando la perdida o el robo: Nuestros envases tendrán un sistema de Tracking que permitirá saber la ubicación de los envases para evitar pérdidas.

  • Ayudando en el mantenimiento y la recuperación de activos, podemos alargar la vida útil.

  • Ayudando a su reutilización: en ocasiones las empresas cambian y también sus necesidades. Buscarles a estos envases un nuevo hogar es una forma de evitar que se tengan que fabricar más envases nuevos.

Inevitablemente algunos de nuestros productos, a pesar de nuestros esfuerzos, acabarán siendo reciclados. Pero en esto también hemos pensado y por eso utilizamos materiales 100% reciclables en nuestros envases.

La logística inversa en los envases retornables de transporte


Generar millones de toneladas de envases de un solo uso no es sostenible, todos lo sabemos. Pero las empresas tienen que sobrevivir y competir por su cuota de mercado y, en el proceso, los costes son una gran barrera.

Uno de los principales impedimentos para la recuperación de los envases retornables son los costes de transporte y logísticos.

Para nosotros es una prioridad reducir estos costes de transporte y también hemos pensado en ello:

  1. Reducción de volumen en vacío.
    Productos como los collares de plástico, contenedores o cajas plegables están en nuestro porfolio. Este producto, en ocasiones, puede dar reducciones de hasta 12 a 1.
  2. Mercado de segunda mano.
    Hay envases estándar como el palet de 80×120 EUR, que está disponible en todas partes, tanto para comprar como para vender, con precios interesantes en ambos lados. Estamos trabajando en formas en las que estos palets se vendan en destino y se recompren en origen, evitando el transporte y con costes muy bajos.
  3. Agrupación de cargas.
    En ocasiones el problema es la cantidad de envases que encarece los costes de retorno, para esto también estamos trabajando en formas de retorno combinado, que reducirán los costes considerablemente.

Después de todo esto puede que piense que parece que no queremos vender envases nuevos. Puede… pero tenemos que pensar que no es sostenible seguir generando millones de toneladas de nuevos envases y otras tantas de residuos de envases obsoletos que solo se usaron una vez.

Tenemos que cambiar consumidores y fabricantes de envases a un nuevo modelo donde los envases se usen muchas veces.

Alguien tiene que dar el primer paso. Nosotros lo hemos dado, se llama 1ERT. Ahora le toca a usted…